Seis consejos para que los niños se bañen de forma segura.

¡El verano ya está aquí! ¡El verano ya llegó!

Y con él la piscina del pueblo, la de la urbanización, la playa, los parques acuáticos… sitios donde los más pequeños acaban arrugados como garbanzos, agotados y habiendo disfrutado como enanos. No debemos olvidar, sin embargo, que estos sitios también tienen peligro. No queremos llevarnos un susto, así que… más vale prevenir que curar.

La revista Mi Bebé y Yo nos ofrece seis consejos de seguridad en piscina, que yo haría extensible a playas. Incluyo algún consejo propio al final que también me parece importante.

1. Evitar el bañarse en lugares no habilitados y hacerlo en zonas vigiladas. Seguir en todo momento las indicaciones de los socorristas; ellos son expertos y su misión es evitar que el usuario ponga su vida en riesgo. Si no se tiene destreza en nadar, no utilizar colchonetas, barcas hinchables ni similares ya que vuelcan fácilmente.

2. No entrar bruscamente en el agua sino gradualmente, duchándose previamente y accediendo por las escaleras o por lugares con poca profundidad, comprobando que otras personas no se estén viendo afectadas por ello.

3. No correr alrededor de las piscinas ya que pueden resbalar y motivar una lesión; utilizar adecuadamente los trampolines y toboganes.

4. Utilizar protección solar adecuada a cada tipo de piel. Después de nadar es necesario volver a aplicar crema protectora.

5. Respetar el tiempo de digestión -2 horas- y darse una ducha siempre después de una exposición al sol prolongada.

6. Mantener localizados los lugares de primeros auxilios.

7. Utilizar, en caso de que sea necesario, los pañales para el agua adecuados a la edad. Primero, porque no queremos que nuestro hijo haga sus necesidades en la piscina y verlas flotando a su alrededor. Segundo, porque los pañales acuáticos no pesan ni se hinchan en el agua. Es peligrosísimo que el niño se bañe o merodee por el borde con el pañal normal, ya que éste absorbe el agua y la retiene, y pesa muchísimo. Si el niño se cae al agua el pañal le va a impedir flotar.

8. Utilizar manguitos o flotadores homologados y adecuados a la edad del niño. Que no se le escapen, que no le aprieten o molesten… que esté cómodo pero protegido y seguro. Dejárselos puestos aún fuera del agua, siempre que estén cerca.

9. Utilizar gafas de buceo cuando tienen los ojos sensibles o irritables, especialmente cuando se pasan la mayor parte del tiempo buceando. Al principio igual les resultan incómodas, luego te las pedirán.

10. Si son pequeños no perderles de vista ni un segundo. ¡Te la lían a la mínima!

11. Intenta que la piscina a la que vayas tenga valla o protección, para que no se pueda meter si tú no le autorizas o no estás con él.

12. Intentar evitar juegos de riesgo como las ahogadillas, toboganes si hay muchos niños y suponen empujones y pisotones...

Todo es lógica pura, pero… no viene mal recordarlo para tenerlo en cuenta este verano. ¡A chapotear!

Anuncios

Un comentario sobre “Seis consejos para que los niños se bañen de forma segura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s