Pedacitos de mi Semana Santa, el alquiler vacacional y nuestra búsqueda del Norte.

Y aqui seguimos… Intentando volver a la rutina poco a poco!

¡Hoy he recopilado algunas fotos de nuestra escapada de Semana Santa que espero que os gusten!

Como veréis sólo salgo en una. ¡Pero de verdad que son reales! 😂.

IMG_8923
San Sebastián desde Monte Igueldo

Esto tiene su explicación. Primero fuimos unos días a Formigal a esquiar, y luego nos escapamos tres días a San Sebastián, para ver a mi hermana y un par de amigas que no veo nunca y ¡echo mucho de menos! Y ya de paso… que las tres A conozcan un poco del Norte donde he vivido tantos años.

El caso es que teníamos poco sitio en el coche y limité las maletas a la mínima expresión. Como nos suele ocurrir a las madres, hice primero las maletas de las niñas. Mil listas, mil organizaciones… Y bueno, no me salió tan mal. La mía fue lo último que hice antes de irnos y ¡no di una! Creo que meti la ropa más fea que había en el armario, que ¡ni siquiera pegaba entre sí!! ¿Alguna vez os ha pasado? Si a eso sumamos que en Formigal hacía mucho frío y en San Sebastián mucho calor… El resultado es que no estuve cómoda con lo que llevaba en ningún momento. ¡Por eso no hay fotos! 😋

En fin… Lo que me ha resultado todo un descubrimiento y por eso quiero compartirlo con vosotros es el alquiler de apartamentos por días (alquiler vacacional) por Internet. Viajar con niños a veces se hace cuesta arriba, y además si como en nuestro caso sois más de 3… Se necesitan 2 habitaciones de hotel, lo cual también lo hace bastante caro.

Así que esta vez decidimos probar a alquilar un apartamento. Parece que en Formigal es más habitual y hay un montón de opciones en los pueblos de alrededor, pero San Sebastián me sorprendió porque también encontramos una gran variedad en la oferta. ¡Hay mucho donde elegir! Y después de mi experiencia lo recomiendo absolutamente. Por tu intimidad, tu independencia, tu organización, tu logística …  No te limitas a ningún horario, tienes salón donde ver la tele sin molestar, cocina para lo que necesites… Y en mi caso tres habitaciones para que las más peque pudiera dormir sóla y tranquila y seguir (más o menos) con sus horarios. Eso en un hotel… imposible o carísimo.

Visitamos para el alquiler páginas como las de Airbnb, Fell Free Rentals, Homelidays, Niumba… Y acabamos contactando directamente con la agencia People Rentals que nos trató fenomenal.

Y por supuesto, otra cosa que recomiendo es el Norte en general. Esos paisajes, ese colorido, esa Naturaleza… Otro mundo!

Así que hemos tenido esquí, comidas y cenas familiares, cafés y comidas con amigas, columpios con hijas de amigas que ya son amigas de mis hijas (uy que lío), parque de atracciones en familia con unas vistas espectaculares (en Igueldo), paseos, caseríos, visita al pueblo Ainhoa en Francia (A2 estaba como loca) y bastantes horas de coche… Hemos llegado reventados pero ha merecido la pena. A3 ya tiene 2 añitos y ya se puede hacer cosas con ella!

Algo que también me ha resultado muy útil es llevar para las niñas libros de actividades (mi caja del mes de Boolino Book Box y otros que compré en Carrefour) y para pintar. A ellas les encanta y a nosotros nos dio bastantes respiros y momentos de tranquilidad: mientras te tomas un café, un poco de sobremesa, mientras te terminas de arreglar…

Y ahora a disfrutar un poco de la rutina, que también tiene su parte buena!

Feliz semana!

Anuncios

QUÉ LLEVAR A ESQUIAR CON NIÑOS

niños esqui www.decharcoencharco.com

¡Hoy hacemos un revival!

Os traigo un post que ya publiqué el año pasado y que me han pedido que “refresque”. Qué meter en la maleta si vas a esquiar con niños. Parece sencillo ¿verdad? ¡Pues lo es! Pero hay cosillas que aunque parecen obvias se pueden pasar si es la primera vez que vas a esquiar con niños. ¡Ahí va!

niños esqui www.decharcoencharco.com

Por supuesto, dependerá de si se va a hotel o apartamento, de cuantos niños vayan, de si contratan sólo el desayuno, media pensión o pensión completa… yo me centro en lo que creo que es más básico y específico para un viaje a esquiar. Mi experiencia es en un hotelito familiar y con niñas de 4 y 2 años que van a ir al Jardín de Nieve por las mañanas. ¿Nuestra elección? ¡Formigal!.

Partimos de la base de que nosotros no llevamos material de esquí para los niños. Si ellas demandan ponerse unos esquíes o coger un trineo y hacer alguna bajadita (con 4 y 2 todavía son pequeñas para clases, si quieres saber por qué puedes leer el post sobre los niños y el esquí), alquilamos todo en la estación. Para lo poco que vamos, no nos merece la pena gastar en material como skies, botas o casco. Alli nos lo facilitan todo y… ¡no se les queda pequeño!

Los niños se visten como si fueran a esquiar, con ropa y complementos calentitos e impermeables, porque juegan en la nieve, se sientan, les da el sol igual… Así que no nos podemos olvidar de:

Traje de esquí. Yo prefiero los que son de dos piezas a los monos, porque son más cómodos a la hora de ir al baño. Si el niño lleva pañal con más razón, porque si lleva mono prácticamente le tienes que desnudar para cambiarle.

Ropa interior térmica. Que sea fina pero dé calorcito. En Decathlon venden unos conjuntos que no son preciosos que digamos, pero seguro que sí son muy calentitos. Yo les compré pantalón y camiseta.

– Calcetines largos y gorditos. Especialmente si se van a poner botas de esquiar, que les protejan las espinillas y no les resulten incómodos.

Gafas de ventisca con protección solar. Son las que mejor se adaptan y les protegen tanto del viento como del sol.

Guantes de esquiar. Si van a jugar con la nieve, ¡que no se empapen!

Botas de apreski. Cómodas pero sobretodo impermeables, para que mantengan los pies calentitos.

Un “verdurgo”, pasamontañas o “braga”, que haga de bufanda y gorro a la vez. Cuantas menos cosas que llevar y controlar… ¡mejor! Si no, sirve una bufanda y un gorro, aunque… cuidado con las bufandas. No son recomendables si el niño va, por ejemplo, a coger arrastres, ya que se puede enganchar. ¡Y no queremos riesgos!

Protección solar. Tanto para el frío como para el sol, que les proteja la cara.

Vaselina o crema para los labios. Si hace mucho frío se les pueden cortar.

Yo tengo todo de Decathlon. En grandes superficies como Hipercor o Carrefour también puedes encontrar este tipo de material, pero a mí me da la sensación de que es menos “técnico”.

El hotel al que solemos ir en Formigal tiene una piscina y una zona de juegos. Como las niñas sólo van al Jardín de Nieve por la mañana, después de la siesta pueden entretenerse en la pisci primero (chanclas, gorro, bañador, manguitos) y en el cuarto de juegos después. Todo el día en la nieve es agotador siendo tan pequeñas (lo es para los mayores…).

En el Jardín de Nieve al que llevamos a las niñas tienen “patio”, ratitos en los que sacan a los niños a jugar a la nieve. A los que llevan esquíes y casco, les ponen en una mini rampa a que empiecen a coger posturas y tomen contacto con la nieve. El material de esquí, si la niña se anima, es alquilado. Lo que sí nos dijeron es que debajo del traje de esquiar llevaran unos leggins o pantalones térmicos… algo para que dentro de la guarde puedan estar cómodos y no se achicharren. Se ponen el traje sólo para salir a la nieve y dentro hacen otro tipo de actividades como juegos o manualidades.

Cada una de las niñas lleva una mochila con agua, ropa interior de cambio (por si las moscas) y algo de comer. Así pueden guardar también los guantes, el pasamontañas, pañuelos o toallitas…

Para salir a cenar… olvidate de las merceditas, camisas finas, abrigos elegantes, vestidos o boleros. Unos buenos pantalones de pana, botas con suela de goma, calcetines gorditos y un jersey o chaqueta, además de un plumas. El suelo está siempre mojado y por la noche, si sales del hotel, hace frío. Si no sales del hotel ropa menos abrigada, no vayan a echar humo

Y…¡a disfrutar!