¡Bien por los cinco! de Enid Blyton. Los cuentos de nuestra infancia, ahora ilustrados para los más peques.

¿Os acordáis de Los Cinco de Enid Blyton?

A mi siempre me ha gustado muchísimo leer. De hecho devoraba libros! Así que por supuesto me leí la colección completa de Los Cinco. Me acuerdo de que hasta tenía un archivo donde metía una tarjeta para cada libro con el título, autor, cuándo me lo había leído y el resumen. Si es que… una ya apuntaba maneras… 😉

El caso es que me ha hecho mucha ilusión iniciar a mi hija mayor (6 años) en estos libros. Esta semana me ha llegado el Cuento Corto de ¡Bien por los Cinco! a través de Boolino Books y me ha parecido genial. Es más corto que la novela (obviamente) y con ilustraciones. Ella solita va a poder leerlo.

El primer día se lo leí yo a su hermana (4 años) y ella, y las dos estaban como estatuas, alerta a ver qué pasaba.

El libro, además de ilustraciones, incluye diferentes tipos y tamaños de letra, negritas… para poner el énfasis en la palabra adecuada y que el oyente/lector se meta de lleno en la aventura.

En conclusión: el libro me ha encantado. Por los recuerdos que me trae, porque es entretenido, de aventuras, de equipo, de amistad… y porque además está adaptado para que puedan disfrutar de él cuando todavía no podrían leer una novela.

los cinco de enid blyton www.decharcoencharco.com
Portada e interior del cuento corto de Enid Blyton ¡Bien por los Cinco!

Cuando terminé, la mayor me pidió que le comprara toda la colección. “¿Hay más de estos?” “¿Me los puedes comprar todos?”.

Pues hombre, así como de golpe no… pero poco a poco… ¡la lectura es un hobby en el que no me duele invertir!

Os dejo el resumen por si os interesa:

En esta nueva historia vemos como Julián, Dick, Jorge, Ana y Tim se van a disfrutar al campo de un picnic delicioso y tranquilo. Sin embargo, Dick se aburre y desea con todas sus fuerzas que se presente una aventura o misterio a resolver para que el picnic sea redondo. Y sus deseos se verán cumplidos, cuando uno de los mejores caballos de carreras del país se escape y Dick sea el único que sabe dónde está a través de sus prismáticos.

Anuncios