Ocho apellidos vascos. Llena de tópicos y… Muy divertida!

Para ver esta peli tienes que ir con la mente despejada, con ganas se pasarlo bien y de reírte un poco de ti mismo. Sobretodo los vascos y los andaluces, que también reciben lo suyo!

Y asi fuimos toda la family mayor de 6 años. 13 personas un martes por la noche a ver la peli. Mereció la pena!

Mi primer plan sin “recién nacida” a mi vera. Yo ya con eso iba en una nube! Un pequeño esquinazo a la rutina.

A mi me cuesta muuuucho reírme “a mandíbula batiente”, y no lo hice, pero la peli me encantó. Me gustó el guión, y estuve con una sonrisa permanente hasta la salida. Hubo gente que literalmente “se partía”. A carcajada limpia. Es una película rápida. No hay comentario o frase sin sentido, no te puedes despistar ni un segundo porque seguro que te pierdes algo.

Lo que más me gustó, sin duda, fueron los actores. Empezando por Dani Rovira. Cómico y monologuista, no había oído hablar de él en mi vida. Borda su papel, de verdad, sólo verle a él merece la pena. Clara Lago también genial, como siempre, y por eso es la que menos me sorprendió. Karra Elejalde es “de toda la vida”, pero tampoco recordaba haberle visto en ninguna película. Soberbio. Y Carmen Machi, que he de reconocer no era muy “Santo de mi devoción”, impresionante.

Me gustaría desgranaros los gags, los topicazos radicales, los topicazos más reales que la vida misma, lo que yo ya he vivido en mis propias carnes, la gente que conozco a la que me recuerdan los protagonistas… Pero no quiero revelaros ni un segundo de la peli. Merece la pena ir a verla, sin duda! Yo intentaré volver a verla. Es como si me hubiera quedado con ganas de más.

Felices fiestas a todos! Que disfrutéis, seais de donde seais!

FREE BIRDS. VAYA PAVOS. PELICULA PARA NIÑOS QUE TE DEJA… INDIFERENTE.

Free_Birds_Vaya_pavos-613578175-large

Así salí yo del cine con las niñas. Pensé que sería una película simple pero que, con animales, podría encandilar a las enanas.

La pequeña (2 y medio) no hacía más que preguntarme que cuándo se acaba aquello, que quería irse a casa. Vamos, que eso de meterse en la película… como que no. La mayor (4 y medio) no se manifestaba, aunque no entendía nada. Cuando salimos y le pregunté si le había gustado, me miró con cara de pocker sin saber qué contestar.

Igual es porque aquí no tienen muy identificado eso de “Acción de Gracias”… igual es porque no se sienten identificadas con los pavos en general… no lo sé, pero desde luego, la peli ni engancha, ni tiene mensaje, ni mucha coherencia, la verdad. Ellas no entendieron mucho, pero es que… ¡yo tampoco!

Eché en falta puntos de humor, puntos entrañables, dibujos más atractivos (dulces o infantiles, como se quieran llamar, porque eran todos muy… ¡feos!)… y me sobraron peleas y situaciones absurdas como un pavo que se dedique a pedir y comer pizza y ver la tele o enfrentamientos entre pavos y humanos.

Nada, que no la recomendaría. Ni para niños (en lugar de niñas) ni para más mayores que las mías. No merece la pena.

Frozen, una peli para todos, por peques que sean.

Miedito me daba a mi llevar a las peques al cine, con 4 y 2 años. A la de 4 ya le había llevado antes, y la experiencia no habia sido muy buena. Vio los Pitufos con menos de 2 años y la pobre temblaba como una hoja y tuvo miedos nocturnos 2 días. Luego una de Don Gato y su pandilla, que bueno.., como estabamos solos en el cine… Y de Brave salió por patas con 3 añitos. Que si vamos al baño, que si otra vez… Vámonos a casa ya!!!!

Pero me tocó de repente el domingo valiente, y ahí que me fui con las dos. Y…. Sorpresa! Ni se movieron de la butaca. Una peli súper entretenida, sin mucho malo malísimo que da miedo, y con una historia con mensaje pero sin exponerlo con riesgo a trauma. Y digo lo del trauma porque cuanto más leo los clásicos de Disney, más penita me dan. Que si el cervatillo pierde a su madre y se siente sólo y abandonado en el mundo, que si los padres dejan a hermano y hermana en el bosque a su suerte porque no los pueden alimentar…. Lobos que se comen de un bocado a niñas, abuelitas, pasteles y miel…Uff… Demasiao pa mi body!

En conclusión, la peli me encantó. Las niñas concentradísimas (buena señal) y  yo disfruté, me reí, y me relajé un buen rato. Qué más se le puede pedir a una peli? Por cierto que adoptaría al muñeco de nieve. Qué salao!