Santander con amigos y niños en tres días.

¿Os habéis tomado unos días de vacaciones navideñas? Nosotros adelantamos nuestra escapada al fin de semana antes del puente de diciembre y fuimos a Santander con las niñas y amigos que conocían muy bien la zona y que nos organizaron tres días geniales en los que pudimos disfrutar de los niños, de los amigos y de la tranquilidad. El colmo fue que tuvimos un tiempo espectacular, con sol y calor… ¡más no se puede pedir!

Os cuento un poco qué hicimos por si os planteáis visitar esta preciosa ciudad. ¡Ah! ¡Que no se me olvide! No os podéis volver sin unas anchoas y unos sobaos. De dieta lo que se dice de dieta no son pero oye… ¡que estamos en Navidad!

El primer día dimos un paseo andando hasta el Faro. Un paseo precioso con vistas al mar en todo momento, con algún parque para jugar por el camino y contacto directo con la Naturaleza. Gente corriendo, otros paseando a los perros y muchos simplemente disfrutando del aire libre y de unas vistas de locos.

img_6406img_6413

Luego fuimos al Palacio de la Magdalena. Tienes que dejar el coche antes de llegar en una zona habilitada y de camino al Palacio tienes un parque con animales estupendo para los niños. El Palacio de la Magdalena es precioso, al menos desde fuera porque no entramos. ¿Visteis la serie Gran Hotel? Aquí se rodó. Comimos en un restaurante maléfico de cuyo nombre he querido olvidarme y fuimos a tomar un café (y ver el partido de fútbol (no me acuerdo ni quien jugaba)) a la cafetería que está al lado del Faro. Dentro del Faro tienen una pequeña exposición de pinturas y  objetos relacionado con el Faro que se ve en unos minutos y está bien.

Cenita de picoteo en casa de nuestros amigos y ¡a dormir! ¡que todavía somos pequeños!

El segundo día hicimos un recorrido por las playas de la Costa Quebrada, muy cerca de Santander. Impresionantes paisajes, vistas… un espectáculo. Comimos en el Mesón Dos Pozos y Jimena, conocido por su cocido montañés y pimientos rojos asados. Comimos muy bien y lo mejor es que tiene un parque dentro del restaurante del que los niños no querían salir. Por la tarde fuimos al centro de Santander, nos montamos en un tío vivo y en la Plaza Porticada los niños pudieron saltar en camas elásticas (de estas en las que van enganchados como un tirachinas) y patinar sobre hielo. ¡Estamos reventados! Esta vez cenita express en el hotel, que no damos para más.

El tercer día excursión al Parque Natural de Cabárceno. Otro paraje increíble. Tienes espectáculos como la de los leones marinos o la de aves rapaces y un recorrido que haces en coche siguiendo un mapa para ver a los animales en su hábitat. Puedes comer dentro en algún restaurante o sitio de comida rápida. Recomendaría revisar los horarios de los espectáculos a los que quieres asistir y hacer cuanto antes el recorrido en teleférico, que te da una visión global del Parque. Nosotros nos entretuvimos y después del espectáculo de las aves el teleférico ya había cerrado… ¡Vamos a tener que volver!

En fin… que gracias a los organizadores tuvimos tres días increíbles que nos dejaron con ganas de más. ¡Una ciudad muy recomendable!

 

 

Anuncios

Decoración infantil con vinilos. Un montón de ideas que te sorprenderán.

¿Os acordáis del post que escribí sobre la decoración de las paredes de la casa con vinilos? (Aquí). En él hablábamos, entre otras cosas, de lo fáciles que son de poner y quitar y el toque decorativo que dan a cualquier pared y estancia.

Pues hoy le toca el turno a la habitación de los peques. La verdad es que merece un artículo a parte porque hay mil ideas y motivos que seguro que os van a encantar.

Podéis encontrar información sobre el copyright de cada foto en mi carpeta de Pinterest DECORACION-VINILOS.

¿Vamos a ello?

  • Con motivos de animales
  • Con motivos de Naturaleza
  • Personajes animados
  • Personalizados con el nombre
  • Espacio
  • Casa del Ratoncito Pérez

El Safari Park de Madrid y el extraño caso del burrito come coches.

¡Y es que ya estamos prácticamente en Semana Santa!

Y los padres entramos en pánico. ¿Qué hacemos con los niños con tanto tiempo libre?

A mi una opción que me gusta bastante es llevarles al Zoo, a Faunia… que son parques pero basados en los animales y en la Naturaleza. Ya tendrán tiempo de parques de atracciones y videojuegos.

El invierno pasado probamos en el Safari Park de Madrid, y al final no me dio tiempo a contároslo. Y eso que no tuvo desperdicio, porque la excursión tuvo “lo suyo” 😉

Es un parque que está en Aldea del Fresno, en Madrid. Es de animales, pero se diferencia en el hecho de que éstos están en semi-libertad. También hay un mini-zoo, un espectáculo de aves rapaces, zona de felinos, de rapaces, una zona de karts, un tobogán gigante… vamos, que echas el día allí sin ningún problema. También tienes una  zona para comer, que no es muy moderna que digamos, pero te saca del apuro. Menú compuesto por hamburguesas, perritos y bocadillos en una zona de picnic.

Lo más curioso es que para ver la sección de animales en semi-libertad, recorres un trayecto definido dentro de tu coche.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A algunos animales los ves a cierta distancia, pero otros se acercan al coche y les puedes dar de comer (te venden paquetes de zanahorias en la entrada). Allí todos lo pasamos bien. Bueno, todos… menos el coche. Un simpático pero ansioso burrito no se tomó muy bien que cerrásemos la ventanilla del coche para seguir nuestro camino y le pegó un “bocao” al coche. ¡Lo que leéis! ¡Sus dientes se quedaron marcados en la carrocería! Cuando nos bajamos del coche a comprobarlo no dábamos crédito. 😉

Por eso recomiendan que los coches no se paren. Pueden andar despacio pero sin parar. El coche de delante (como suele pasar) hacía lo que le apetecía en cada momento y nos paraba a nosotros… y luego pasa lo que pasa.

Otra zona donde hay que tener cuidado es en la zona de monos. Si paras los monos se pueden subir al coche y te lo dejan como el rosario de la Aurora. Ahí no tuvimos problema porque había un guardia controlando que ningún coche se parara.

A pesar de las incidencias, pasamos un día genial y completo, ¡lo recomiendo totalmente!

En su web podéis consultar los horarios y precios. Si vais… ¡nos lo contáis!

¡Disfrutad al máximo de estos días de vacaciones! Yo por mi parte me despido hasta después de las fiestas… soy consciente de que cuando las enanas entran por la puerta… el blog sale por la ventana 😉 Que una es mujer orquesta… ¡pero no tanto!