Una idea de cena en casa de picoteo a base de “pintxos”

¡El viernes tocó cenita en casa! Invitamos a 4 amigos así que eramos 6. Un número perfecto para que haya ambientillo sin perderte en conversaciones cruzadas, genial.

No me gusta nada preparar platos que tenga que calentar a última hora, o que me exijan estar levantándome a servir. Porque al final estoy más pendiente de que todo esté en su momento que en disfrutar de los amigos, así que… ¡Cena de picoteo! ¡Nos encantan los pinchos!

Esta vez preparamos (no os pongo las recetas porque son cosas súper sencillas, sólo algún detalle que igual hago diferente):

gildas (5 para cada uno, ¡siempre vuelan!). Son las típicas banderillas con aceituna-gindilla-anchoa-aceituna. Una vez montadas echo por encima un poco de cebolla y un diente de ajo picaditos. Luego un poco de vinagre de vino (o módena) y aceite. Unmmmm.


– vasitos de salmorejo con huevo duro y jamón picado (puestos a parte para que cada uno se sirviese lo que quisiera). Usé la receta de la thermomix pero con menos ajo.


croquetas caseras de jamón york y huevo duro. Ojo que hay que freirlas en mucho aceite muy muy caliente y sólo unos segundos. Si no está muy caliente os pasará como a mi (se me “desparramaron” un poco). El sábado las volví a hacer y quedaron perfectas.

pincho de queso de cabra con cebolla caramelizada. Sobre una tostada, meto el queso unos minutillos en el horno para que se derrita un poco. Luego le pongo la cebolla caramelizada por encima.

huevos de codorniz rellenos de mayonesa y bonito. Los huevos rellenos de siempre, pero en versión “mini”.


– foie con tostadas con arándanos (cada uno que cogiera la tostada y la “cargase” como quisiera)


pincho de txatka (palitos de cangrejo desmigados) con mayonesa

  • berberechos (teníamos unos buenísimos que tenían que probar!)
  • tortilla de patata (un clásico)

  • tarta de queso de postre (éxito asegurado)

tarta de queso

– para la copa bombones Lindor de Lindt (mis preferidos), lacasitos y un cuenquito de gominolas y regalices de Haribo (debilidad de una de las invitadas). Se me olvidó sacar foto… Así que os dejo la de los “restos”! 😂


No sobró casi nada y nos pusimos… ¡Finos! Y yo (bueno, creo que todos) disfruté muchísimo sin nada de estrés. Lo único que hubiera cambiado es hacer la tarta de queso en vasitos individuales. ¡Así no tienes ni que servir la tarta!. ¡Totalmente recomendable!

¡Espero que tengais una fantástica semana! 😘

Anuncios

Tarta de queso japonesa

Hoy os traigo una tarta de queso diferente y original. Sólo 3 ingredientes y sabe a chocolate y queso? Esto hay que probarlo! Va a ser mi experimento estos días. Ya os contaré! 😘 Y que disfrutéis del fin de semana (puente en Madrid).

chicuqui

Llevo detrás de esta tarta de queso japonesa ni se sabe, no sé porqué, pero se ha puesto de moda. Es una tarta sencillísima de hacer y sólo lleva tres ingredientes!. Por fin he podido hacerla y la verdad, me ha gustado muchísimo. Es una tarta muy suave, esponjosa, blandita y jugosa con un ligero sabor a chocolate y a queso…mummm!. Por si te animas a hacer esta receta tan famosa te dejo la receta, a ver que te parece?.

Receta de tarta de queso japonesa chicuqui.com

Receta de tarta de queso japonesa

Ingredientes

3 huevos 

120 g de chocolate blanco para fundir

120 g de queso crema tipo Philadelphia

1 molde circular de 18 cm de diámetro

Receta de tarta de queso japonesa chicuqui.com

Elaboración

Precalienta el horno a 170ºC con calor por arriba y por abajo.

Introduce en el horno una bandeja con agua ya que la tarta se hace al baño María.

Separa las yemas de las claras y monta estas últimas con una pizca…

Ver la entrada original 328 palabras más

A LA RICA… ¡TARTA DE QUESO!

Imagen
Imagen de condelantal.com

Lo rica que está una buena tarta de queso, lo fácil que es hacerla… y lo difícil que es encontrarla fuera de casa ¿verdad?. Yo me empeño en pedirla siempre que la veo en la carta de un restaurante, y normalmente no me convence nada. ¿La mejor que he probado en mi vida? La tarta de queso con arándanos del restaurante Saltxipi en Usurbil, Guipúzcoa. Se me hace la boca agua sólo de pensar en ella.

A mí me dio la receta una experta, Miren. Vecina, amiga… para quien cocinar es como respirar, siempre metida entre fogones. La receta es fácil, rápida, y… ¡sabrooooosa!

Ingredientes:

– 150 gr de queso de untar (por ejemplo, Philadelphia)

– 250 ml de leche entera

– 10 gr de gelatina de cola de pescado (la que viene en láminas, normalmente equivale a 6 láminas)

– 150 gr de azúcar

– 500 ml de nata para montar

– 25 galletas María (no doradas)

– 100 gr de mantequilla

mermelada de frambuesa al gusto

Pasos:

– Para la base: triturar las galletas y mezclarlas con la mantequilla derretida hasta hacer una pasta. Extenderla bien en el molde y meter al frigorífico para que quede durita. La base está buenísima, así que si queda un poco gruesa mejor que mejor.

– Calentar la leche a fuego medio-alto, echar el azúcar, el queso y la gelatina (pasar la gelatina antes por agua para que se disuelva mejor) y remover hasta que no queden grumos.

– Montar la nata con un poco de azúcar a parte.

– Cuando se enfríe lo que hemos calentado en el fuego, mezclarlo con la nata montada. Si quedan grumos, batir la mezcla. Si el resultado os parece muy líquido no os preocupéis, en el frigorífico cuajará.

– Verter la mezcla sobre la base de galletas (frenándola con una cuchara boca abajo para que no rompa ni levante la base).

– Meter a la nevera.

– En unas dos horas debería haber cuajado. Una vez dura, y antes de servir, calentar un poco la mermelada de frambuesa en el microondas para que sea más fácil cubrir la superficie de la tarta. Cubrirla.

¡Lista!

¡Que os aproveche!